Tuesday, December 22, 2009

Feliz solsticio pedante.

No importa si son cristianos y celebran la Navidad, si son judíos y celebran Hanukkah, si son indefinibles y celebran Quansa o si son una panda de posmodernos de pegote que se cagan en la Navidad para parecer más chulos que el resto; sean lo que sean Le Pédant espera que pasen este solsticio haciendo lo propio: bebiendo, comiendo y discutiendo como si fuesen cosacos en plena invasión de Polonia.

Y entre pelea, polvorón y chupitazo de orujo espero saquen de paseo al niño interior que tienen sepultado bajo todos esos estratos de mediocridad y pose de cartón piedra y se dejen llevar, coño ya.







Monday, December 14, 2009

Navidades nerdas

En el fondo, y a pesar de lo mucho que me gustaría tener una mansión en los yermos, una jauría de lebreles, un mueble bar rebosante y una chimenea crepitante, soy un tipo de gustos sencillos.

Por ejemplo, como regalo para estas Navidades me conformaría con esto:


Maravilloso ¿verdad? No, no me refiero al colchón del Halcón Milenario, me refiero a la jabata. Porque, mujeres del mundo ¿Hay acaso algo más fácil, bonito y coste-efectivo que disfrazarse de Leia para poner wookie a vuestra pareja?

Me gustaría decir que alguna vez una moza ha hecho eso por mí, pero no es el caso. No es que la lencería no me ponga brutaco pero es que el modelito de Leia en Hoth... en fin, mejor lo dejo y me pongo a buscar vídeos de Donna en el tutubo.

Aquí Base Echo. Corto y cierro.

Tuesday, November 24, 2009

Porque yo lo digo: Una vida mejor a través del Futurismo



Aviso para navegantes.

Este artículo puede llevar a conclusiones equivocadas en aquel lector que no me conozca en profundidad o en aquel que sea sencillamente idiota; es por esto por lo que me gustaría dejar claras un par de cosas:

  • Aunque a veces pueda parecer un filofascista, no comulgo con la extrema derecha. De hecho no comulgo ni con la derecha ni con la izquierda ni con el centro, soy demasiado inteligente y complejo como para que un movimiento político –algo que está necesariamente formulado para la masa- me pueda definir. Mis posibles opiniones del brazo en alto suelen estar motivadas por el placer que me produce tocarle las narices a la opinión mayoritaria y a hacer de abogado del Diablo.
  • No odio a las mujeres. Mis mejores amigos son mujeres y siempre me he llevado mejor con ellas que con ellos. Yo odio a todo el mundo y ello me ha llevado a una tolerancia racial, cultural y genital mucho mayor que la de los que proclaman que aman y entienden a todos los oprimidos y desvalidos del mundo. Otra cosa es que aguante el feminismo, que no lo hago.

Y, ahora, comencemos…



Un siglo ha pasado ya desde que Marinetti sacudiese el mundo con su Manifiesto Futurista, así que he decidido agregar mi nada modesta opinión a la de gente más leída, puede que más sabia y, tal vez, más inteligente que ya ha escrito páginas y páginas sobre el tema.

Si les parece empezaremos haciendo una lectura del Manifiesto Futurista de Marinetti, aunque debo advertir a los lectores más sensibles que procuren no beber, comer o fumar nada mientras leen el noveno punto.


Manifiesto Futurista
Filippo Tommaso Marinetti

1. Queremos cantar el amor al peligro, el hábito de la energía y de la temeridad.

2. El coraje, la audacia, la rebelión, serán elementos esenciales de nuestra poesía.

3. La literatura exaltó, hasta hoy, la inmovilidad pensativa, el éxtasis y el sueño. Nosotros queremos exaltar el movimiento agresivo, el insomnio febril, el paso de corrida, el salto mortal, el cachetazo y el puñetazo.

4. Nosotros afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una nueva belleza, la belleza de la velocidad. Un coche de carreras con su capó adornado con gruesos tubos parecidos a serpientes de aliento explosivo... un automóvil rugiente, que parece correr sobre la ráfaga, es más bello que la Victoria de Samotracia.

5. Queremos ensalzar al hombre que lleva el volante, cuya lanza ideal atraviesa la tierra, lanzada también ella a la carrera, sobre el circuito de su órbita.

6. Es necesario que el poeta se prodigue, con ardor, boato y liberalidad, para aumentar el fervor entusiasta de los elementos primordiales.

7. No existe belleza alguna si no es en la lucha. Ninguna obra que no tenga un carácter agresivo puede ser una obra maestra. La poesía debe ser concebida como un asalto violento contra las fuerzas desconocidas, para forzarlas a postrarse ante el hombre.

8. ¡Nos encontramos sobre el promontorio más elevado de los siglos!... ¿Porqué deberíamos cuidarnos las espaldas, si queremos derribar las misteriosas puertas de lo imposible? El Tiempo y el Espacio murieron ayer. Nosotros vivimos ya en el absoluto, porque hemos creado ya la eterna velocidad omnipresente.

9. Queremos glorificar la guerra –única higiene del mundo– el militarismo, el patriotismo, el gesto destructor de los libertarios, las bellas ideas por las cuales se muere y el desprecio de la mujer.

10. Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias de todo tipo, y combatir contra el moralismo, el feminismo y contra toda vileza oportunista y utilitaria.

11. Nosotros cantaremos a las grandes masas agitadas por el trabajo, por el placer o por la revuelta: cantaremos a las marchas multicolores y polifónicas de las revoluciones en las capitales modernas, cantaremos al vibrante fervor nocturno de las minas y de las canteras, incendiados por violentas lunas eléctricas; a las estaciones ávidas, devoradoras de serpientes que humean; a las fábricas suspendidas de las nubes por los retorcidos hilos de sus humos; a los puentes semejantes a gimnastas gigantes que husmean el horizonte, y a las locomotoras de pecho amplio, que patalean sobre los rieles, como enormes caballos de acero embridados con tubos, y al vuelo resbaloso de los aeroplanos, cuya hélice flamea al viento como una bandera y parece aplaudir sobre una masa entusiasta. Es desde Italia que lanzamos al mundo este nuestro manifiesto de violencia arrolladora e incendiaria con el cual fundamos hoy el FUTURISMO porque queremos liberar a este país de su fétida gangrena de profesores, de arqueólogos, de cicerones y de anticuarios. Ya por demasiado tiempo Italia ha sido un mercado de ropavejeros. Nosotros queremos liberarla de los innumerables museos que la cubren por completo de cementerios.



Venga, tómense un par de minutos para llevarse las manos a la cabeza y para especular sobre si soy un neonazi o simplemente un sonado ¿Ya? Bien, ahora permítanme proponerles algo ligeramente démodé: analizar el manifiesto con frialdad, rigor cartesiano y comprensión plena de las particularidades históricas y sociales del entorno en el que se escribió el manifiesto.


1909, la primera década del Siglo XX, los inicios de esos treinta y pico años –contando desde 1900- que he decidido bautizar como la Era de las Ideas Locas. Occidente entraba en el siglo XX como un mamut epiléptico en una fábrica de porcelana, todo era nuevo, las ideas e ingenios científicos se multiplicaban como piojos y daba la impresión de que la máxima de Arquímedes había quedado obsoleta, abolida por una humanidad hambrienta de progreso. Ya no era necesario un punto de apoyo para mover el mundo, bastaba con imaginarlo y el mundo bailaría al son que eligiésemos.

Italia, un joven reino unificado por los huevazos de Garibaldi ni tan siquiera cincuenta años antes de la publicación del Manifiesto y una de las naciones más prometedoras del nuevo siglo. La guerra había sido clemente con Italia desde la caída del Imperio Romano -incluso las guerras del Renacimiento no eran mucho más que escaramuzas de condotieros y lansquenetes, las verdaderas matanzas en suelo italiano se cobraban las vidas de soldados españoles, franceses y austríacos- y lo seguiría siendo durante bastantes años como demuestra la Guerra Italo-Turca de 1911 en la que, además de inaugurar la guerra aérea, el modesto Reino de Italia arrebata al Imperio Otomano toda Libia, Rodas y el Dodecaneso con un número insignificante de bajas.

El siglo XX era además una negación del melancólico ánimo del XIX. El hombre del siglo XX ya no observaba el horizonte neblinoso apoyado en su bastón, se abalanzaba sobre el vacío con la ciencia como único paracaídas, convencido de que no necesitaría nada más para frenar su caída. Estábamos equivocados, ahora lo sabemos, pero en ese momento tenía su lógica.


Todo esto sin duda ayuda a entender el exceso energético del manifiesto, su nihilismo desmadrado y su belicismo rampante. En aquel momento solo había dos opciones: enmohecer o revolucionar. Los futuristas escogieron la revolución e incluso hoy en día su revolución resulta chocante y difícil de asimilar. Su adoración por la máquina y el ángulo resulta extraña en una época en la que se busca que lo mecánico se mimetice con lo orgánico. Su exaltación del bullicio y la velocidad es la antítesis de los fines de semana en una casa rural. Su amor al peligro no tiene cabida en un mundo en el que se intenta imponer una tasa especial a los alimentos que contienen grasas saturadas.

Su oposición lo femenino es fruto del esquema social-mental de entonces y de la actitud santurrona y beata del feminismo de la época. Paradójicamente su antifeminismo –pero no su misoginia, son dos cosas completamente diferentes- resulta aceptable hoy en día, momento en el que el este movimiento ha potenciado sus características de doctrina excluyente, extremadamente cateta y pedestre, basada en el odio, favorable a la aplicación de medios eugenésicos y con una tendencia preocupante hacia la manipulación de los medios y la creación de lobbies políticos.

Por último, su exaltación de la guerra es perfectamente comprensible en un mundo anterior a la Primera Guerra Mundial. Sinceramente creo que el espíritu del punto 9 tiene más que ver con lo expuesto en Amigos de la Tercera Juerga Mundial y con el recuerdo de la gloria de Garibaldi que con la mentalidad de los fundadores de Blackwater, por ejemplo.


Así pues les invito a que contemplen el Futurismo con los ojos con ojos comprensivos. Admiren su energética vitalidad, su pasión por el movimiento perpetuo y el avance imparable, su desprecio por la cultura de lo muerto y aquello que debilita el alma. Seguramente se sentirán mejor o, como poco, menos hastiados del mundo en el que vivimos.

Wednesday, November 11, 2009

Porque yo lo digo: Amigos de la Tercera Juerga Mundial

Aburrimiento, la palabra clave para comprender la cultura occidental del presente siglo.

Ayer se cumplieron veinte años del derribo del Muro de Berlín y, no se engañen, le dio exactamente igual a todo el mundo. Están tan aburridos que el primer paso del colapso del Imperio Soviético no le importa a nadie, los comunistas de hoy en día juegan con nuestras reglas y nos dejan grabar concursos en los que gente aun más aburrida que nosotros peregrina hasta Pekín en un viaje de aventura tan falso como el sufrimiento de sus concursantes. Ya no son antagonistas, son nuestros socios.

No conozco a ningún habitante de Madrid que estuviese a favor de la candidatura de la misma a sede de los Juegos Olímpicos, es más, todos los que conozco se alegraron de que no fuese elegida. Los motivos fueron muy variados: que si la ciudad se iba a llenar de turistas, que si así se jode Gallardón, que si las Olimpiadas son un coñazo, que si llegan a celebrarse y escapo de la ciudad… están tan aburridos que ya no saben de qué quejarse.

El esfuerzo de miles de personas y cientos de miles de Euros se vuelcan en la lucha contra las corridas de toros mientras el lince ibérico se extingue sin que a todas esas personas tan “en sintonía” con el sufrimiento animal les importe lo más mínimo, las universidades son clubes sociales para post-adolescentes alcohólicos que sólo son capaces de agruparse para protestar contra la reforma que representa la última esperanza de la universidad española…

El aburrimiento está por todas partes y eso nos está haciendo decaer como cultura, sus raíces son ya tan profundas que me hacen desear una guerra global que nos mate a todos o nos haga despertar.

Que un desertor en potencia como yo desee algo así es una mala señal. Muy mala.

Friday, November 06, 2009

Musica... ¡Futurista!

No sean panolis, los teclados y los samplers son cosas de trogloditas comparados con este ingenio multifónico y meloditrónico.

Thursday, October 29, 2009

Las Fantasmagorías de Monsieur Quemador (IV)

Y a continuación, niños y niñas, la historia del Ogro Grogro, un hermoso cuento que nos enseña que más vale maña que fuerza.
Sobre todo si te enfrentas a una inmensa aberración tentacular.


Las Las Fantasmagorías de Monsieur Quemador (III)

Guárdense las mozas casaderas de caer presas del encanto de las zalameras palabras del seductor Barbazul, pues de sobra es sabido que enviuda con inusual frecuencia...

Wednesday, October 28, 2009

Las Fantasmagorías de Monsieur Quemador (II)

Hoy les dejo en buenas manos, las de Vincent Price y Edgar Alan Poe.
Sean malos, les estaré vigilando...




Las Fantasmagorías de Monsieur Quemador (I)

Wednesday, September 30, 2009

Monday, September 21, 2009

Hacia el Archivo Universal

Cada vez son más los proyectos que tienen como objetivo el atesorar en formato digital una parte del vasto legado documental que la humanidad deja tras de sí. Colecciones de fotos, mapas, grabaciones y transcripciones de libros se multiplican como resultado del hiperdesarrollo de las TIC que hemos visto en los últimos veinte años.

Uno de estos proyectos, la Biblioteca Digital Mundial, viene avalado por la ONU -está claro que la salud y la cultura es lo único que les queda, porque a nivel político ya son una chufla- y ofrece una creciente selección de material orgásmico para fetichistas de lo vetusto.


Disfruten de la experiencia mientras me maravillo observando un mapa de Portugal en el Siglo XVII en alta resolución.

El concepto...

Perpetual Storytelling Apparatus

Image Fulgurator


Fühlometer

Obras de Julius Von Bismarck.
Teniendo en cuenta lo negado que he sido siempre para el comentario artístico -para mí solo hay dos opiniones: "mola" y "menuda mierda"- mejor será que lo vean y opinen ustedes mismos.

Fuente: La Petit Claudine.

Monday, April 13, 2009

Thursday, April 02, 2009

Sensación Chunga de Vivir: Late Night

Debido a que el redibujado, retoque y coloreado de Sensación Chunga de Vivir Redux me exige un tiempo que mi naturaleza rara vez me permite tomarme he decidido dar luz verde a un proyecto que llevaba un tiempo saltando de neurona en neurona, Sensación Chunga de Vivir: Late Night.

Además de saber qué ha ocurrido con la más entrañable panda de anormales de la recta final de siglo XX diez años después, esto me permite volver al espíritu que habitaba detrás de las tiras primigenias de SCV: dibujar la primera parida que se me pase por la cabeza.

No me extenderé más, aquí tienen la tira con los retoques mínimos para garantizar su legibilidad.

Monday, March 30, 2009

Porque yo lo digo: El mismo perro con un collar cuántico.

"La tierra es la cuna de la mente, pero la mente no puede vivir por siempre en una cuna."
Konstantin Tsiolkovsky

Big Bang. Supongo que todos conocen la teoría, a grandes rasgos viene a decir que el universo se expande porque hace evos toda la materia estuvo comprimida en un solo punto -el "huevo cósmico"- que estalló creando, por así decirlo, nuestra realidad.

Parafraseando a la Virgen María diré: "No me jodas".

Siempre pensé que esta teoría tenía un fallo estructural que, de algún modo, hacía que no me cuadrase del todo. Dándole vueltas y vueltas detecté el fallo, un fallo tremendamente evidente y, precisamente por ello, muy difícil de detectar:

La teoría del Big Bang no explica absolutamente nada, ni siquiera lo intenta.

Piénsenlo, se trata de una teoría que afirma que todo nuestro universo fue creado en un instante debido a un evento cósmico desencadenado a partir de un punto único que, según parece, siempre estuvo allí.
Venga, imagínense un huevo cósmico, pónganle una barba y un triangulo flotante sobre la cabeza... ¿No les resulta familiar?


Durante mucho tiempo la invalidez de la teoría del Big Bang fue algo que me traía de cabeza, no me entendía que semejante truño de teoría fuera tan ampliamente aceptada y defendida por la comunidad científica; por suerte no hay nada que no se pueda resolver con tiempo, un cerebro en forma y un poco de investigación.

Dividiré mi despedazamiento de la teoría en dos partes, la primera demostrará que el Big Bang es un camelo sin ningún valor real -e incluso pernicioso- y en la segunda explicaré por que la comunidad científica ha abrazado esta teoría con tanta alegría y confianza. Por cierto, no esperen un aluvión de datos, citas y complejas conexiones, ese tipo de parafernalia sólo es necesaria para sostener teorías idiotas como la que nos ocupa.

I - El timo del huevo cósmico

No hace falta una extenuante y extensiva labor de documentación para encontrar la clave que nos indica la invalidez de la teoría del Big Bang, simplemente busquen en Google, vayan a la Wikipedia y lean algo sobre el creador de la teoría, Georges Lemaître.

Era un sacerdote católico.

Creo que sólo con esto bastaría para tirar la teoría por el retrete para nunca más pensar en ella, pero por respeto al bueno de Mendel le daré un par de vueltas más.

Como ya he mencionado, la teoría del Big Bang fracasa estrepitosamente al intentar explicar, aunque sea por encima, el origen del universo. A partir de la observación de un fenómeno aparentemente inocuo -lo era para sus descubridores- como el alejamiento progresivo de las galaxias más allá de la Vía Láctea y de la Teoría de la Relatividad -otra teoría de cuya validez dudo cada día más- Lemaître afirma que el universo se está expandiendo desde el momento de su "creación", por lo que en algún momento debió estar concentrado en un único punto que contenía toda la materia del universo.

De acuerdo a esta supuesta teoría del origen del universo sólo podemos alcanzar dos conclusiones acerca de dicho "huevo" o punto matriz:

-Siempre existió tal y como era hasta que comenzó a expandirse.

-Es el resultado de la contracción de un universo anterior al nuestro, lo que nos daría una serie de expansiones y contracciones que crean y destruyen universos sucesivos.

Ambas conclusiones ofrecen idénticas respuestas a la pregunta ¿Cuál es el origen del universo?:

-No lo sé.

-Siempre estuvo allí.

Efectivamente las dos respuestas son la misma y, efectivamente, ninguna sirve para nada.

Por otro lado, y enfocando el tema desde el punto de vista metafísico, cabrían serias dudas acerca de la validez de una pregunta semejante, ya que al formularla atribuimos cualidades humanas al universo, asignándole un nacimiento y, por consiguiente, condenándolo a morir ya sea en un estado de atropía cuántica o mediante un colapso espectacular, el popular Big Crunch. Pero ¿Es esto realmente posible?

Si el universo es infinito -concepto que el ser humano sólo entiende a medias- ¿no sería esta ausencia de límites motivo suficiente para suponer o al menos admitir la posibilidad de que, del mimo modo, no tuvo inicio ni tendrá final?
Piénsenlo bien, observen la naturaleza, pero no solo los ciervos y las abejas si no todo el cosmos como el sistema monstruoso que es en realidad ¿realmente encuentran algún punto de inicio y fin para algo? la respuesta es NO.

Principio y Fin son dos conceptos manejados única y exclusivamente por los seres humanos, son dos herramientas que nuestra mente utiliza para contener la realidad de manera que podamos comprender la existencia, no son ni serán conceptos absolutos o universales.

Por lo tanto, la pregunta ¿Cuál es el origen del universo? es tan válida como la pregunta ¿Por qué los cerdos tienen alas azules?

II - Horror Vacui

Entonces ¿por qué los más sabios científicos de la tierra aceptan esta teoría? Fácil, hay dos opciones posibles que, por otro lado, no son excluyentes:

-Cobardía.

-Estupidez.

Personalmente me decanto por la primera opción, aunque no descarto un cierto porcentaje de la segunda en todos ellos.

Recientemente leí que uno de los más importantes teóricos del ateísmo -si, yo tampoco creí que existiese tal cosa, pero hoy en día hasta la falta de movimiento acaba por formar un movimiento- reculó y, con dos narices, se sumó a la idea de que la vida en la tierra es consecuencia de un designio divino, adherido a las leyes de la evolución, pero divino.
El teórico en cuestión -me encantaría acordarme del nombre pero, como ya he comentado, no es indispensable- afirmó que, debido a la bajísima probabilidad de que las condiciones que se dieron en la tierra para formar vida se repitan, incluso en un universo infinito sólo el designio divino pudo formar la vida ya que, sin él, esta sólo se formaría en el zillonésimo intento.

O en el primero. Esa es la gracia de los juegos de azar.

Resulta preocupante pensar que las mejores mentes del planeta son demasiado cobardes como para soltarse de la mano de Dios y caminar solos hacia la realidad, y resulta triste saber que la gente que está guiando nuestro progreso científico y tecnológico prefiere meter la cabeza debajo de la manta y quedarse en la cuna, donde el ser humano es único y valioso, donde el universo se mide usándonos como unidad de medida, en lugar de enfrentarse la oscuridad donde estamos solos. Corrijo, donde nos damos cuenta de que siempre hemos estado solos.

Me gustaría terminar recordando a cualquiera que lea esto que la era de los descubrimientos no empezó hasta que desarrollamos la técnica necesaria y, lo más importante, alguien le puso cojones para abandonar la costa y echarse al océano.

Monday, February 02, 2009

Adonai

¿Nunca han querido maldecir la familia de alguien en una lengua muerta? ¿No desearían que su final fuese como el de Max Cady y hundirse en aguas turbulentas mientras recitan un salmo en, no sé, arameo?

Pues para que no digan que aquí sólo se ven vídeos de chorradas y tebeos chapuceros y para demostrar por qué este blog se llama como se llama, ahí les va. El Padrenuestro en Arameo.


Abuna di bishemaya

Itqaddash shemak,

Tete malkutak

Tit'abed re'utak

Kedi bi shemaya kan ba ar'a

Lajmana hab lana sekom yom beyoma

U shebok lana jobeina

Kedi af anajna shebakna lejeibina

Weal ta'alna lenision,

Ela peshina min bisha.


Es pegadizo ¿verdad? Pues si les soy sincero estoy por aprendérmelo, nunca se sabe cuándo va a ser el fin del mundo y, cuando llegue, prefiero tener todo el enchufe posible.

Thursday, January 29, 2009

Rayamanta

Hace medio año en Gigafantasma expresaba mi sueño-deseo de que, en un futuro, viajaríamos en transportes submarinos cibernéticos fruto de la fusión entre ballena y máquina.
Pues bien, haciendo referencia a eso y con deseo de informarles de un nuevo avance amistoso en el campo de la ciencia técnica les animo a que se relajen viendo el siguiente vídeo.



La compañía EvoLogics ha desarrollado esta criaturita, un pez cibernético propulsado por el movimiento de musculatura artificial y que es hasta bonito de ver; personalmente creo que éste es el camino lógico a seguir en el desarrollo del movimiento robótico, volver al lugar del que venimos todos, el medio en el que más fácil es moverse.

¿No comparten mi opinión? bueno, al menos si por ahora nos enfocásemos en el agua evitaríamos gastar millones de yenes en desarrollar un robot que sólo sube escaleras -no te lo tomes como algo personal, ASIMO- o la decepción de prototipos como éste.



Que si, que vale, que se mantiene en pie si lo pateas, pero obsérvenlo con atención, no es más que una versión ruidosa y cuadrúpeda de Chiquito de la Calzada.

Monday, January 19, 2009

El retrete del mañana-mañana

Es realmente difícil innovar en todo lo relacionado con la grifería y los servicios de saneamiento, piénsenlo, un grifo es un grifo aquí y en Ganímedes y cualquier idea innovadora y genial probablemente acabe con la simplicidad necesaria en un elemento tan básico.

Es por esto por lo que este invento me ha impresionado, es una combinación perfecta de diseño innovador y conciencia funcional. Les presento el retrete del futuro, el cagadero omega, la ducha de Buck Rogers.

Monday, January 12, 2009

The Brave and The Bold

Es una constante en la ciencia ficción: no hay peor bicho en todo el universo que el ser humano.

No importa que seas invisible, que tengas ácido en lugar de sangre, que tus músculos sean más densos que el hierro o que lances rayos que convierten en ceniza a la gente, si te acercas a la tierra te vamos a dar de patadas; y si no lo hacemos nosotros lo harán nuestras miasmas, que es aun más vergonzoso.

Una posible excepción -y subrayo lo de posible- a este tema sea Star Trek, la saga que presenta un futuro en el que, tras ver que no estamos solos en el universo, decidimos dejar de comernos los hunos a los hotros y extender el buen rollo por la galaxia.
No me malinterpreten, adoro la obra maestra de Roddenberry, pero creo que es el futuro más improbable que he visto en mi vida.

¿Que a dónde quiero ir a parar? Pues a dos puntos esenciales a tener en cuenta este año:

Primero

Como espécimen humano que soy advierto a todo el mundo que el que me toque las narices recibirá un billete de ida a la Tierra del Puño.

Segundo



The Brave and The Bold (la aproximación de Cromo)
The Brave and The Bold (la aproximación Gigafantasma)